El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires firmaron un convenio específico de colaboración.

El pasado lunes 9 de abril, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires firmaron un importante convenio específico en materia de gestión de calidad a través de la aplicación de normas de calidad elaboradas por la Organización Internacional para la Normalización (ISO), con el objetivo de promover mejoras en la actividad de organizaciones públicas y privadas.

El convenio se firmó en la sede del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, suscribiendo el mismo la presidenta Marcela Izascum Basterra, en representación del Consejo de la Magistratura de CABA, quien fue acompañada en el acto por el vicepresidente Dr. Alejandro Fernández; y el Ministro Germán Garavano, que participó junto con el Secretario de Justicia, Santiago Otamendi.

 

 

Concretamente, el acuerdo brindará durante un periodo de 365 días  la asistencia técnica al Consejo de la Magistratura de la Ciudad en los procesos de certificación de calidad de las oficinas administrativas y judiciales que lo componen.

Además, se utilizará en las mismas iniciativas a establecerse por los Juzgados de Primera Instancia y las Cámaras de Apelaciones de la órbita porteña, según informó el organismo en su web.

Por otra parte, una vez implementada la normalización el Consejo realizará un seguimiento administrativo de los procesos de certificación, en condiciones de monitorear sus avances y resultados. Estos estudios promoverán la simplificación de trámites, la reducción de cargas de trabajo y la redistribución de actividades, en términos de mejora continua.

A su vez, el convenio sostiene que la gestión de calidad aplicada “es sinónimo de compromiso para lograr resultados relevantes y contribuir a la solución de problemas en forma eficiente y eficaz”. En ese sentido, señala que las buenas prácticas aplicadas en forma sostenida y sistemática “se convierten en una herramienta de mejora continua de la actividad”.

Finalmente, ambas partes se propusieron “aplicar procesos graduales y progresivos de control de calidad en un sistema de funcionamiento que trascenderá las certificaciones parciales, en el entendimiento de que la sostenida adopción de normas de calidad en la gestión, permite detectar a tiempo oportunidades de mejora y poner a disposición de la organización de las acciones correctivas”.


Volver
abr 13, 2018 Categoría: General Enviado por: Fedra Fontao News
Pagina siguiente: Fedra Fontao