La Policía de la Ciudad reafirmó su compromiso con la protección integral en casos de violencia de género y abuso sexual. "No tengas miedo. Pedí ayuda"

ffNEWs entrevistó a la Comisionada General Liliana Rubino, jefa de la superintendencia de violencia intrafamiliar y de género de la Policía de la Ciudad, y la Comisario Mercedes Rebaynera, jefa del centro de orientación a la víctima, quienes expresaron sus opiniones respecto de esta problemática y adelantaron los objetivos para 2018, entre los que se encuentra el desarrollo de más comisarías comunales especializadas y comprometidas con estos casos.

Ambas referentes policiales respondieron las preguntas que nuestros visitantes, a los cuales agradecemos su participación, realizaron en la Fan Page “Portal de Noticias Político Judicial de Fedra Fontao”.

En primer lugar, Rubino destacó el trabajo realizado por la oficina que encabeza, la situación actual y los objetivos para este año. “Lo que nosotros fuimos formando en estos años dentro de las comisarías de las comunas 12 (Coghlan, Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón), la 4 (Parque Patricios) y la 15 (Chacharita) es una división de protección familiar que funciona las 24 horas, y ahí se puede buscar asesoramiento o hacer denuncias sobre esta temática con oficiales altamente capacitados en violencia”, expresó.

La idea es que sigamos avanzando. En el resto de las comisarias fuimos haciendo este año un proceso de cambio, de integración en la creación de la nueva fuerza. Se realizaron intercambios con  los jefes y demás como para poder brindarle al personal policial una capacitación o mirada diferente”, añadió.

Consultada respecto de las razones de estas medidas, la referente respondió que los agentes se capacitan “en lo que tenga que ver con la sensibilización del tema” y apuntó que además son capacitados por organismos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires,  con una doble misión: “para trabajar en conjunto, y para que los oficiales sepan cuáles son los recursos gratuitos del Gobierno de la Ciudad, para brindárselo a las víctimas”.

La Dirección General de la Mujer tiene centros integrales de la mujer, donde tienen un asesoramiento terapéutico, jurídico, inclusive con trabajo social, y llegado el caso en una situación extrema los refugios o las casas seguras donde se puede llevar a la mujer y a los niños. La misma brigada que toma la denuncia puede trasladar a la mujer a los refugios y llegado el caso se tramita un subsidio habitacional. Todo eso lo hace el personal policial, trabajando a la par con la Dirección”, argumentó.

En este sentido, la referente apuntó que el proyecto “es que durante este 2018 se sigan creando las comisarias comunales, donde tienen los 365 días un área específica donde los oficiales de policía van a trabajar de civil, donde se recepcionan las denuncias en un ámbito diferente al de la denuncia de un robo”.

Ante esta última respuesta, ffNEWS preguntó si la denuncia por amenaza también era aceptada en los casos en los que la víctima no presentaba lesiones constatadas por el Cuerpo Médico Forense. Rebaynera tomó la palabra.

Una cosa son las leyes de violencia, las dos de violencia de género y la de violencia familiar que tienen un contexto en la justicia civil y otro es lo que se toma en la faz policial. Entonces, por ejemplo, un hostigamiento en violencia es sumamente peligroso y grave pero es una contravención dentro de la faz penal, donde la pena es mucho más corta, donde no hay una posibilidad de una prisión preventiva, eso es lo complicado”, expresó.

A su vez, destacó que el personal policial contiene, toma la denuncia y lo pasa a la faz judicial. “Lo que es difícil es el delito, porque no es lo mismo una amenaza entre vecinos, que nadie dice que pueda terminar mal, que una amenaza dentro de la relación violenta. La justicia del Gobierno de la Ciudad tiene la mirada, de ahí las fiscalías especializadas, pero el delito y la pena es muy baja y muy compleja”, señaló.

Finalmente, ffNEWs consultó con relación a los recursos en materia de prevención, a lo cual las referentes respondieron: “El botón anti pánico, que se los damos en el momento que tomamos la denuncia, en esas tres comisarías comunales los oficiales de género. Los oficiales tienen un stock de botones anti pánico,  y valorando el riesgo de lo que está siendo denunciado se le pude decir al juez, y si él lo dispone se le otorga y se deja constancia en el sumario judicial. También se pude colocar la pulsera o tobillera electrónica, pero es en otra parte del proceso, no es en la denuncia. El imputado debe ajustarse a derecho y demás”.

 

 


Volver
ene 18, 2018 Categoría: Entrevistas Enviado por: Fedra Fontao News
Pagina siguiente: Fedra Fontao